Sonicando

Blog de Música y Ciencia

Archive for agosto 2008

Buscando la verdad en el Pubmed

with 14 comments

Hace un par de días leí el artículo  “Huevos para adelgazar: creer al médico o al investigador?“en el Blog de Pere Estupinyá en el que se invitaba a la reflexión acerca de si habría que tener más en cuenta la opinión de un médico, o la que se puede extraer de las publicaciones científicas en el pubmed. Os recomiendo encarecidamente que os leáis el artículo, no tiene desperdicio.

Yo personalmente tuve una experiencia similar, que os cuento a continuación, para ver si ayuda a la hora de debatir el tema.

Hace dos años me regalaron un acuario, me empoyé toda la literatura acerca de cómo montar un acuario (prácticamente hay que hacer un master, y eso que yo soy biólogo de formación) y obviamente lo llené de vida.

Al tiempo, peces de una especie concreta (guppys) empezaron a morir de una forma rara, se les doblaba la columna y ,tras quedarse como un boomerang, la palmaban. Miro los parámetros del agua y todo perfecto. Me mosqueo y busco en internet: ahí empezó la locura.

Resulta que mis peces tenían ni más ni menos que tuberculosis. Lo peor, que se pueden dar casos de zoonosis (y pasarse al humano). Así que, si no tenía bastante con tener las manos metiditas en guantes todo el día, en casita, pa cambiar el agua, también. Lo peor fue continuar leyendo en internet, en foros, etc… Resulta que la bacteria “Mycobacterium marinum” esta presente en prácticamente el 50% de los acuarios y es un riesgo tremendo para la salud. Solución: Echar lejía en todo el acuario y empezar de cero (incluye matar a todos los bichos, plantas, etc, que no tenían nada que ver…además de ser un trabajazo de chinos…)

Me acojono y voy a la tienda de siempre. Respuesta media en 3 tiendas : ¿lo qué? “Yo llevo toda la vida en esto y ni guantes ni leches. Eso es muy raro. No leas en internet, yo soy un experto y eso casi ni existe”. De hecho me llegaron a proponer usar antibióticos, con dosis a ojo, quizás por seguir generando resistencias en cepas, y así cambiar de tema de tesis al de “análisis de multiresistencias en Mycobacterium marinum“…en fin; un desastre.

Lo que no se me había ocurrido es meter Mycobacterium marinum en el PUBMED, me lo tuvo que aconsejar un compañero de laboratorio, con la coletilla de “parece mentira que no lo hayas hecho a estas alturas…” para ver un rayito de iluminación científica de la que me pudiera fiar, y así dictar sentencia sobre el futuro de mi acuario.

Ahí vi que la zoonosis no era broma, que era una realidad. Como ejemplos podéis leer los siguientes artículos (1, 2 o 3). No produce tuberculosis como el mycobacterium que afecta al humano, sino lo que llaman Fish Tank Granulomas. Lesiones sobre todo cutáneas y si no se trata, incluso tenosivitis (o algo así, que a saber lo que es…)

Prácticamente todos los casos descritos eran de personas que tenían la enfermedad en el acuario y habían metido la mano con cortes recientes, se habían pinchado con espinas de peces muertos, o eran cocineros que se habían cortado al trocear peces infectados. También descubrí que justo afectaba a los guppys de forma salvaje, y que al resto prácticamente nada.

Así que “muerto el perro, muerta la rabia” tocó sacrificar todos los guppys, dejar al resto y ponerse guantes cuando hay cortes en las manos. No queda otra.

Si hubiera hecho caso a los expertos del campo (ya no solo tiendas, 3 veterinarios no tenían NI IDEA de lo que era), que suelen estar bastante poco actualizados, iba fino. Tiré de lo que me creo a pies juntillas, y no tuve problema. Aunque claro, el remedio no era para mi persona, como en el ejemplo de Pere.

Ya me diréis vuestra opinión, la mía la tengo clarísima, si tengo duda, me quedo con lo que diga el investigador.

Written by sonicando

agosto 30, 2008 at 5:17 pm

La Eterna Lucha

with 4 comments

Tenemos la  constumbre inmobilista de pensar que todo lo que hemos conocido y comprendido, ha sido así desde el inicio de los tiempos. Es una postura tan equivocada como lógica, debido a que para nosotros, desde nuestro principio, todo ha sido así.

Sería de extrañar que estando enfermos pensáramos distinto, y por ello mantenemos formas de pensar erróneas y perspectivas mal tomadas respecto a cómo enfrentarnos a las enfermedades.

Tendemos a pensar que una infección es un hecho puntual, una batalla que se libra en un momento dado y que tiene como escenario un punto concreto: nuestro organismo. Pero la batalla no es nueva, ni las armas son las de toda la vida.

Los virus no son algo nuevo. Siempre los hubo. Evolutivamente tuvimos que diseñar algo para hacer frente a una amenaza a nuestra existencia. Ahí empezó una danza que aún se mantiene, una carrera armamentística nutrida de genes en vez de balas que aún sigue activa.

Nosotros necesitamos defendernos para sobrevivir y transmitir nuestros genes; los virus necesitan entrar sin ser descubiertos y perpetuarse sin matar a su huésped para realizar el mismo ejercicio. Para las dos cosas hace falta coger confianza con el enemigo, y ver que cartas jugar en cada momento.

Al principio todo debió ser muy sencillo, más que sencillo, tosco, pero no por ello menos efectivo. Si el virus intenta entrar a la célula por un sitio, se bloquea, y ya está. ¿Pero si consigue entrar de otra forma? Entonces toca empezar a pensar como eliminarlo desde dentro, mientras apuntalamos las puertas, para que no vuelva a pasar.

Imagen Extraída de the-scientist.com

Poco a poco millones de estrategias se diseñaron por ambas partes haciendo que una infección, vista desde un punto de vista estratégico, sea prácticamente una obra de arte.

El virus Vaccinia es un virus enorme, con unos 250 genes, que dedica un grán número de genes a inhibir la respuesta inmune del hospedador.

Uno de los procesos que se cuida de evitar es la inflamación que se produce en el organismo como consecuencia de su entrada. Lo sorprendente es estudiar los genes dedicados a inhibir la inflamación y darse cuenta de que son como algunos humanos, con ciertas diferencias. Lo que indica, que durante la evolución, en las batallas moleculares hay casos claros de espionaje.

Uno de los mediadores que utiliza el cuerpo para producir inflamación es la Interleuquina 1beta (IL-1b) Cuando se une a un receptor celular específico se desencadenan varios mecanismos, que terminan en un proceso inflamatorio.

La inflamación llama mucho la atención, sobre todo porque vienen la plana mayor del sistema inmune a ver que pasa, y el virus ha de evitarlo como sea. Harto de ser descubierto por dicho mecanismo, decidió quitar de enmedio la interleuquina 1 beta. ¿Cómo? Pues creando un receptor falso igual al natural, sólo que sin la zona de unión a la célula. Así la interleuquina se unirá al receptor viral falso y no llegará al verdadero. Entonces no pasará nada, no habrá señal de alarma y la infección podrá progresar.

Un primer paso para empezar en silencio, pero no el único. Existen varias formas de llamar la atención del sistema inmune, y para cada una el virus ha tenido que desarrollar un mecanismo como el citado.

También sucede al revés. También hay mecanismos celulares para eliminar ataques virales.

Uno de los descubrimientos más recientes en la biología molecular ha sido el ARN de interferencia:

Imagen extraída de http://www.biotecnologia.co.cr

En una célula si aparece ARN de doble cadena, normalmente procede de virus o de transposones. Por lo tanto, las células se armaron de una enzima, llamada DICER, que corta el ARN de doble cadena,  por si es un virus. De esta forma eliminan la posibilidad de desarrollo de un material génico extraño que ha conseguido atravesar la membrana.

Existen millones de ejemplos como los citados, pero como sucede en la vida real, no son tan importantes los mecanismos como lo que subyace tras ellos. Volvamos a los dos ejemplos citados:

Resulta que el receptor viral “falso” de la interleuquina 1 beta, es muchísimo más efectivo inhibiendo la inflamación que los fármacos que existen en el mercado para tratar enfermedades en las que la inflamación es un gran problema. Y mediante ingeniería genética podemos obtener el gen del virus e introducirlo en bacterias o levaduras para conseguir suficiente receptor como para poder servir al público.

El ARN de interferencia ha supuesto toda una revolución en el mundo de la biología molecular. Resulta que si conocemos la secuencia de un gen, podemos diseñar secuencias complementarias que se unirán a sus ARNs, así se forman ARN de doble cadena “artificiales” que DICER cortará igualmente. La expresión de dicho gen se verá muy reducida, sino completamente silenciada. Así podemos saber si un gen es esencial para una función determinada, sin tener que eliminarlo.

Pero sacar información de batallas siempre ha sido más fácil que meter mano en ellas.

Estamos aprendiendo las reglas que las dominan y como actúan las dos partes en su guerra. Actualmente no se entiende la investigación básica en inmunología sin utilizar patógenos. Y es que saber los genes que activan o inhiben, muchas veces nos da información de para que sirven dichos genes.

También aprendemos que los patógenos que son más agresivos, lo son porque llevan menos tiempo evolucionando con nosotros y no han aprendido como pasar desapercibidos en nuestro interior. La consecuencia de todo esto es que llaman tanto la atención, que producen una respuesta exagerada que puede llegar a causar la muerte. Así ocurre con virus como el ébola, el VIH, y por eso se le tiene tanto miedo a la gripe aviar.

Por último, saber que estamos entrometiéndonos en medio de una guerra de millones de años, nos pone también en nuestro sitio. Nos ayuda a entender porqué se obtuvo protección con algunas vacunas del pasado , y porqué no conseguimos los mismos resultados para algunas patologías actualmente. Y es que por mucho que sepamos, no es nada fácil entrometerse en mundos tan pequeños y a la vez tan sofisticados.

Recomendaciones de la Casa

with 7 comments

Ya me tocaba a mi darme un homenaje, y salir unos pocos días. No me alejaré mucho del Blog en estos 15 días, pero habrá más huecos que de costumbre. Así que para rellenarlos, siguiendo un buen ejemplo, os dejo lo que considero que, hasta ahora, no os deberíais perder de entre lo escrito en Sonicando.

Divulgación Científica

Caballos de Troya…Moleculares

Apoptosis: El Suicidio Celular

El Beso de la Muerte

La Paradoja del Mosquito

La Revolución Verde…Fluorescente

Cortando y Pegando Genes y Un Poco de Ingeniería Genética

“Los Genes no lo son Todo”

Genes Suicidas

Religión y Transmisión de Otras Enfermedades

Terapia del Futuro, Basada en el Pasado

Contra las Adicciones ¡Vacúnate!

Nuevas Estrategias contra el Glioblastoma

Comunicación entre Tumores, Mecanismo para Avivar la Metástasis

Retracted

Pescando Genes en Islandia

Novedades en el Diagnóstico del Cáncer de Mama

Un fármaco para Epilépticos podría Ayudar a Tratar el Alcoholismo

Inteligencia Molecular

Guerras Personales

Un Cura Demuestra “Científicamente” que Dios Existe

The Darwin Awads: Los Premios Darwin

Vídeos de Ciencia

Persecución Molecular

Vaccinia in Movement

HIV en Acción

Inteligencia Molecular: Lysteria Monocytogenes

Apoptosis (The Film)

Las mejores Viñetas

Física y Evolución

Ciencia en España

Un Día Más…

Así Seguimos…

Campanas de Químicos…

Creacionistas y fósiles

Así se Generan las Resistencias

Pesadilla de una Drosophila Melanogaster

The Lab Hierarchy

Así Todo el Verano

Save the Science

Para los necesitados de música, les recomiendo que revisen una a una las canciones del día, que en estos meses han sido muchas, y sobre todo muy variadas…

 

Written by sonicando

agosto 23, 2008 at 4:25 pm

with 2 comments

Sacado de Phdcomics

Written by sonicando

agosto 21, 2008 at 11:56 pm

La Canción del Día…

leave a comment »

Spin Doctors

Two Princess…the best of..

Mary Jane

Written by sonicando

agosto 20, 2008 at 11:57 pm

with 2 comments

Written by sonicando

agosto 19, 2008 at 11:15 pm

Cortando y Pegando Genes

with 11 comments

Después de una semana de intensa, pura y dura ingeniería genética, y sobre todo después de no poder contar fuera del curro lo que he hecho, me arriesgo a explicaros lo que es un CLONAJE (no asustarse) de verdad.

Os habréis preguntado más de una vez como se hacen los transgénicos, esos hermosos (pero sosos) tomates, esos virus con genes de nosequé para hacer nosecuantos, esas bacterias a las que se les meten genes para producir diversos productos…Pues se hacen cortando y pegando genes.

Las reinas del corte se llaman Enzimas de Restricción. Son unas proteínas aisladas de distintos organismos que lo que hacen es reconocer una secuencia específica de ADN y cortar en dicho punto. Fueron descubiertas por Werner Arber, Daniel Nathans y Hamilton Smith, el descubrimiento les valió el Premio Nobel de Medicinia en 1978 y abrió las puertas de la tecnología del ADN recombinante (entre nosotros, ADN cortao y pegao).

Resulta que se han ido identificando cientos de enzimas de este tipo (cada una con una diana específica) y gracias a su producción a gran escala, ahora disponemos en los laboratorios de viales llenos de “tijeras moleculares”, para cortar el ADN en sitios específicos.

Si queremos aislar un gen, sólo tenemos que mirar las secuencias que lo rodean en busca de secuencias de corte, una vez las identifiquemos ponemos nuestro ADN en contacto con dichas enzimas y Zas¡ gen cortado en ambos extremos.

Al astuto lector no creo que le sorprenda ahora la existencia de otras proteínas que se encargan de la labor contraria, de pegar el ADN. A esas enzimas se les denomina Ligasas, y cogen extremos de ADN compatibles y los unen.

Y digo compatibles porque cada tijera tiene una diana específica y produce un tipo de corte característico. Algunas cortan el ADN como quien corta la cinta de inaugurar un evento, en ROMO, y por lo tanto sólo se le podrá unir un fragmento que también se cortó en romo. Sin embargo muchas cortan dejando una hebra más larga que la otra, haciendo un corte que se llama COHESIVO. Habrá pues que tener en cuenta que lo que elegimos para cortar y pegar sea compatible.

Ejemplo de diana de corte COHESIVO

Ejemplo de diana de corte ROMO

Ejemplo de diana de corte ROMO

El descubrimiento de estas dos herramientas ha supuesto una revolución increíble. Ahora resulta que podemos cortar el gen de la insulina humana y pegarla en el genoma de una bacteria.

Las bacterias son excelentes (con sus más y sus menos) mini-fábricas de productos biológicos, y crecen a una velocidad increíble. En pocas horas tenemos millones de ellas con nuestro gen de la insulina, produciendo insulina como las vacas nos dan leche. Os pongo el ejemplo, porque fue de los primeros usos de esta tecnología, y porque la insulina que ahora se inyectan los diabéticos se produce así.

Pues a lo que os acabo de contar se le denomina CLONAR el gen de la insulina humana en Bacterias. A ver si le vamos quitando el miedo a la palabra…

Conforme pase el tiempo y si os interesa, os colgaré otros ejemplos de como se generan hoy en día, cremas, alimentos, fármacos y vacunas utilizando esta tecnología. Ahora ya tengo un artículo de base al que referirme, para que todo el mundo pueda seguirme.