Sonicando

Blog de Música y Ciencia

The Darwin Awards (Premios Darwin)

leave a comment »

Nacer y vivir durante mis primeros 17 años de vida en Valencia, hizo que me cruzara en numerosas ocasiones con “individuos” en scooter haciendo el memo y sin casco. Creo que me acordaré toda la vida cuando a mi padre no se le ocurrió otra cosa que, haciendo uso de lo mejor de su humor negro, decirme:

-Mira, un futuro donante.

cani.jpg

Haber estudiado la carrera de biología hace que veas el mundo que te rodea con un prisma distinto, así el futuro donante se convirtió cada vez más para mí, en el pack de genes que gracias a dios se quedarán por el camino. La selección natural siempre estará ahí, en un stop, un semáforo en rojo, o en un pique entre machotes.

Hoy me he quedado perplejo frente a la pantalla de mi ordenador…resulta que no he sido el único que ha pensado así. De hecho si juntamos la biología evolutiva con el humor negro de mi padre, sale algo parecido a lo que os quiero presentar: los Premios Darwin.

Según la página web de tan digna iniciativa, “En el espíritu de Charles Darwin, los premios Darwin conmemoran individuos que protegieron nuestro conjunto de genes, sacrificando sus propias vidas. Los ganadores del Premio Darwin, se sacrificaron a sí mismos de forma extraordinariamente idiota, aumentando de esa forma las oportunidades de nuestra especia para una larga supervivencia.”

[In the spirit of Charles Darwin, the Darwin Awards commemorate individuals who protect our gene pool by making the ultimate sacrifice of their own lives. Darwin Award winners eliminate themselves in an extraordinarily idiotic manner, thereby improving our species’ chances of long-term survival.]

Como afirma en la página web del certamen, su creador comenzó recopilando historias mientras estudiaba Biología en la Universidad de Standford. Todas estas historias fueron sacadas de artículos de distintos periódicos de todas las partes del mundo. Una vez verificada su legitimidad las reescribía y las mandaba a sus compañeros por mail, quienes hacían lo mismo. Llegó un momento en el que el servidor de Standford se quedó pequeño para la avalancha de noticias y todo el contenido se pasó a la actual página del certamen.

Las reglas para participar son claras y son aplicables a casos de todas las razas, culturas y grupos socio-económicos. Se basan en los siguientes conceptos:

Reproducción: El “iluminado” protagonista debe haber muerto o quedar estéril, ya que sólo puede ser premiado aquel que no pueda transmitir sus genes.

Excelencia: No vale cualquier tontería, tiene que ser una espectacular estupidez.

Auto-Selección: El daño debe producirse por el damnificado, no valen meteduras de pata de otros.

Madurez: El inepto ha de tener capacidad de juicio.

Veracidad: La historia ha de ser cierta…no valen batallas.

Una cosa sí aclaran, no se apoyará ningún caso que haya supuesto la muerte de otras personas a parte del protagonista, aunque compartan linaje y por tanto genes. No se apoyarán casos con daños colaterales, vaya.

Hay miles de historias cuya lectura recomiendo. Sobre todo las de Mención Honorable, como la de Larry Walters.

Larry tenía un sueño: VOLAR. Como sus dioptrias le impedían meterse en las fuerzas armadas, decidió atar 45 globos con Helio a su silla favorita, sentarse con unos sandwiches, su cervecita y una escopeta de perdigones (para estallar los globos y bajar) y cortar la cuerda que le unía al suelo. En contra de lo que vaticinó,no se levantó unos pocos metros, sino hasta 16.000 pies de altura, y ahí permaneció acojonado 14 frías horas. Cuando le echó valor para estallar unos cuantos globos, desequilibró el invento y se estampó contra unos cables de electricidad, provocando apagones en diversos barrios de Los Angeles.

Salió vivo, pero no tuvo mujer ni hijos y no tardó mucho en adentrarse en el bosque y pegarse un tiro en el corazón. Pasará a la historia como miembro honorable de 1982 de los Premios Darwin.

El premio honorable del 2000 es de los mejores. Un señor de 51 años no tenía nada mejor que hacer el 13 de mayo de 1998, que intentar mantener relacciones sexuales con su aspiradora. El resultado os lo podéis imaginar, medio pene quedó por el camino. Lo genial es que encima no se le ocurre otra cosa que decirle a la policía que le habían acuchillado las partes mientras dormía…

En fin, múltiples son las historias, y graciosa cuanto menos la iniciativa. Espero que paséis un buen rato leyendo las anécdotas de los premiados en otros años, o votando los nominados para el 2008. Incluso tenéis una película del 2006 con historias de la página, aquí os cuelgo el trailer.

Edito para incluir un vídeo de Buenafuente, por lo visto Berto habló hace unos meses de estos premios…

Anuncios

Written by sonicando

marzo 10, 2008 a 1:05 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: